4 COMMENTS
no_one_expects_spanish_revolution-580x435

Influencia, poder y libertad de expresión en las redes sociales.

A veces no somos conscientes de nuestra influencia sobre los demás, la ejercemos de forma inconsciente al opinar sobre una noticia, recomendar un producto, denunciar hechos, apoyar causas, etc… Opinamos sobre los que nos importa o influye en nuestras vidas. Y también lo hacemos en las redes sociales en las que participamos

Estas acciones que son algo completamente natural y normal, tiene muy preocupados a gobiernos de diferentes signos y pelajes politicos en todo el mundo estos dias. Tienen miedo del poder de las personas y de su influencia.

El año pasado con la denominada Primavera Arabe, todos pudimos comprobar que cuando un colectivo esta oprimido sistemáticamente y tiene la oportunidad de comunicarse para organizarse, puede pasar cualquier cosa que no estaba escrita en el guión de la Historia.

Así las cosas, en estos dias distintos gobiernos mundiales que aun no han sido barridos por la marea popular de protestas, se disponen a blindarse. ¿Cómo? Pues cargándose la poca libertad de expresión que nos queda como ciudadanos de este mundo: prohibiendo las protestas, criminalizando el uso de redes sociales para convocarlas, limitando el derecho a manifestarse, etc…

Por poner tres ejemplos:

China: Un carnet por puntos para el Twitter Chino. “Los usuarios de la red social Sina Weibo, una especie de Twitter en China, deberán mantener una actitud correcta y no publicar comentarios sobre cuestiones controvertidas según las nuevas normas de la página web, que suponen un nuevo intento de las autoridades chinas por mantener la censura en los diferentes medios de comunicación.” (El Mundo.es)

España: Convocar algaradas por Internet llevará a la cárcel a sus promotores. “El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado este miércoles que la pena mínima por convocar algaradas por Internet será de dos años para que los fiscales puedan pedir prisión provisional para sus autores y los jueces, en su caso, acordarla.  En su opinión, no está tipificada “de manera adecuada” en estos momentos la resistencia pasiva, es decir, la actuación de aquellas personas que desobedecen “de forma reiterada” las indicaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.” (El Mundo.es)

Rusia: Protestar en Rusia: asunto caro. “Quien participe en una manifestación no autorizada, corre el riesgo de recibir una multa de 300.000 rublos (7.000 euros). Los que organicen tales protestas recibirán multas aún más altas. Penas alternativas también son posibles, con hasta 200 horas de servicio comunitario obligatorio.La reforma legislativa estipula todo lo que no es permitido, y esto no es poco. Está prohibido cubrirse el rostro durante las manifestaciones. No se permite causar molestias a otros. No se podrá dificultar el tráfico. Si de todas formas uno lo hace, habrá que apelar a la billetera. Al mismo tiempo, las autoridades locales pueden determinar en qué lugares está completamente prohibido protestar. Se prevé que se tratará de espacios ideales para manifestaciones en el centro de la ciudad.” (Radio Nederland.nl)

Esto es una verdadera campaña mundial para terminar con el poder que hoy tenemos las personas individual y colectivamente. Las redes sociales nos conectan y nos hacen poderosos ¿pero hasta cuando?

¿Quien ganará esta batalla, nosotros o ellos?

Como decían The Clash: ¡conoce tus derechos!

noelcarrion

4 comentarios

  1. Como bien dices las autoridades a cualquier nivel ya sea local,nacional o internacional intentan callar cualquier queja o protesta, han comenzado a darse cuenta del poder que tenemos si nos agrupamos.

    Las redes sociales deben utilizarse para cualquier motivo siempre que este cumpla las leyes de cada lugar, actualmente muchos gobiernos intentan modificar las leyes para intentar evitar que seamos fuertes, particularmente esto anima mas mi animo de publicar cualquier queja o denuncia.

    El problema es que debemos ser muy cuidadosos a la hora de presentar o compartir cualquier publicación pero no deja de ser un motivo para desistir o luchar por cualquier motivo que creamos.

    Los gobiernos intentan dispersarnos e inutilizar el poder que nos ofrece Internet, debemos ser capaces de luchar por mantener este poder pero siempre utilizarlo de forma correcta para evitar cualquier sanción, esto es muy difícil en muchos países ya que Internet esta totalmente controlada por las autoridades, aun así mucha gente sigue luchando por reivindicar sus derechos.

    La conclusión es que mas tarde o mas pronto ganaremos esta batalla de abuso e intento de neutralizar a las personas para mantener el poder por una clase corrupta de mandatarios que se dejan influenciar por grandes multinacionales.

    Raúl Bataller
    Social Media & community management

    1. noelcarrion dice:

      Gracias por tu comentario Raúl,

      Creo que tenemos la obligación de luchar por nuestros derechos. El miedo de los poderosos no puede ser una excusa para acabar con la libertad de expresión.

      Un abrazo ;)

  2. Pedro dice:

    En las bibliotecas públicas estamos preocupados desde hace mucho tiempo por la “brecha digital”, refiriéndonos a aquellas personas que no tienen acceso a las TIC, pero creo que como ciudadanos deberíamos preocuparnos y mucho por esa misma brecha en nuestros políticos. No han entendido nada: ni que Internet ha venido para quedarse, ni qué es la libertad de expresión, ni que las redes sociales NO están para largarnos el programa y besar niños, ni que después no pueden desaparecer de ellas como quien ha terminado de rodar un anuncio, ni que viene (viene, seguro) la democracia digital con la que van a perder poder de decisión desde una poltrona y los ciudadanos lo van a ganar desde sus teclados… Esto está cambiando y yo soy optimista.

    1. noelcarrion dice:

      ¡Que alegria leerte por aqui Pedro!

      Gracias por tu aportación y por tu optimismo.

      Yo también soy optimista, pero cuando se producen en varias partes del mundo simultaneamente estas medidas, me acojona bastante.

      Lo de los políticos y su uso de las redes es tal como lo cuentas: un mes antes de las elecciones sólo quieren fans y seguidores. Durante la campaña usan sus páginas y perfiles como altavoces de su discurso. Cuando acaban las elecciones; abandono de perfiles y mutis por el foro.

      En ningún momento se plantean conversar con los electores, recoger sus propuestas y no digamos debatir con otros politicos. ¡Y ese es el objeto de las redes: conversar, aprender, compartir!

      Un abrazo :)

Comments are closed.